Lun. 16.09.2019
Información  |  18 de Sep. 2012

Desarrollo industrial

Una decisión política

El secretario de industria de la provincia destacó el modelo de desarrollo que impulsa el gobierno de Cristina Fernández en Tierra del Fuego. Analizó que el actual proceso está sirviendo para generar proyectos a mediano plazo de sustitución de importaciones. Además dijo que no es una situación fácil de implementar luego de tantos años de neoliberalismo.

El secretario de industria de la provincia, Juan Ignacio García, destacó ayer el nivel de empleo que se registró en las fábricas, especialmente las electrónicas, lo que permite dilucidar la cantidad de producción que se lleva adelante en estos momentos en la provincia. García destacó una serie de acuerdos entre el estado nacional y las electrónicas que posibilitarán ampliar la producción.
 
El funcionario destacó que frente a los requerimientos de la nación a las empresas, para que éstas avancen en el proceso de sustitución de importaciones, tuvo una rápida respuesta de las industrias, lo que generó que se destrabaran las importaciones y pudieran generar un salto en las fabricaciones. “Hay que entender que la producción en Tierra del Fuego es una decisión política”, dijo en declaraciones a FM Master´s.
 
El secretario de industria sostuvo que la cantidad de empleos está vinculada a una cuestión de estacionalidad y que es probable que en el verano esos números disminuyan. En este sentido opinó que “es importante conocer cuáles son los procesos” para que, cuando se presenten estas situaciones, no sea considerada una crisis pero sí “entender que esto igual genera problemas sociales”.
 
García explicó que “la herramienta” que intentan utilizar para aminorar el impacto de la caída de contratos en baja temporada es la de “conseguir nuevos productos que sean los que reemplacen al producto que está en la baja”. De todas maneras afirmó que “es muy complicado que enero y febrero no se resienta”.
 
Además, el funcionario destacó la política del gobierno nacional “que cuenta con el acompañamiento de algunas empresas” para llevar adelante una asociación que permita diseñar microchips en la Argentina. “Esto hay que verlo como una de las consecuencias más interesantes que puede llegar a tener la situación que vive el régimen promocional en Tierra del Fuego con la industria electrónica en el mediano plazo; si esta industria sirve para poder traccionar proyectos que estén demandando tecnología realmente todo este proceso será positivo pensando en el largo plazo”.
 
“No es fácil el desarrollo industrial de un país que tuvo tantos años de desindustrialización; no es fácil para nada para la industria electrónica, que es una industria donde la producción de componentes está tan concentrada a nivel mundial, con lo cual tenemos que ir encontrado esos nichos donde Argentina pueda hacer su aporte de tecnología o de valor agregado y que el modelo actual, que tiene a Tierra del Fuego como motor que tracciona, sirva para estos desarrollos tecnológicos”, analizó García.
 
 
García resaltó que hay una fuerte demanda de trabajo, a partir de la migración, lo que podría explicar que, a pesar de la gran cantidad de empleos generado por las industrias, el nivel de desempleo no sufra variaciones. “Algo de eso hay, sino es difícil entender que con un crecimiento que se sostiene en el nivel de empleo, cueste tanto bajar las tasas de desempleo en la provincia. La explicación que le encontramos es que se incrementa permanentemente la población económicamente activa”.