Sáb. 31.10.2020
Entrevista  |  15 de Jun. 2012

Intendente Federico Sciurano

“Hay que darle espacio al Gobierno Nacional”

El intendente de Ushuaia, Federico Sciurano, habló con 94diez sobre el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (Pro.Cre.Ar), anunciado el martes próximo pasado por la presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner. Sciurano expresó su satisfacción por el lanzamiento de estos créditos porque pueden ser una herramienta fundamental para modificar la actual situación habitacional de la ciudad.
 
El intendente consideró que uno de los problemas más serios que tiene Ushuaia es la situación habitacional y por eso cobra tanta relevancia el anuncio de CFK. Además expresó que uno de los grandes debates que ha vivido la ciudad durante todos estos años son los grandes vacíos urbanos como la tierra que es de la armada, que además está en lugares estratégicos para la ciudad. Explicó que la municipalidad ya había presentado hace dos años a la armada un proyecto de urbanización de esos sectores.
 
“Estuve tratando de comunicarme con el gerente del Banco Hipotecario porque las condiciones legales que tienen los terrenos que entrega la municipalidad, permite que los beneficiarios puedan hipotecar esos terrenos y poder dar parte de estos créditos que surgen. Nosotros hemos entregado en estos años la tierra pero la persona que tiene que construir le cuesta encontrar el recurso económico para poder hacerlo. Esto nos llena de oxígeno y de ganas para seguir avanzando en esta materia y, sobre todo, empezar a invertir la carga; tratar de achicar ese enorme pasivo entre la gente que espera y la disponibilidad que puede tener la ciudad”, sostuvo en diálogo con este portal.
 
Además, dijo que se ha “pagado un enorme costo ya que durante mucho tiempo, 15 años como mínimo, el estado se mantuvo totalmente ausente de una realidad tan cruda como es la habitacional”.
 
¿El permiso de uso que entrega la municipalidad permite sacar el crédito?
 
Correcto. Hay una ordenanza que permite al adjudicatario o preadjudicatario poner en garantía en un banco, como en este caso el hipotecario, esa tierra. Nosotros lo que hicimos fue copiar el sistema que utilizaba el mismo banco en la década del ochenta. En esa época se daba la misma situación, el propietario no tenía en realidad un título, tenía una herramienta que era un decreto y ese decreto tenía un compromiso de que, cuando se escrituraba, se hacía a favor del banco que había financiado y se le daba la herramienta legal para que, en caso de que ese vecino no pagara, automáticamente ese predio quedara a favor de la entidad financiera. Esa misma figura es la que existe hoy.
 
Yo creo que hay que afinar, sobre todo estando en el medio el Gobierno Nacional, que es una garantía para todos, para que toda la cantidad de personas que son adjudicatarias del municipio también puedan acceder al crédito para construir.
 
Más allá de esa posibilidad el problema sigue siendo el tendido de servicios, hoy a cargo del gobierno provincial, ¿Puede ser esta la oportunidad para empezar a resolver esa contradicción, especialmente porque la Carta Orgánica dice que no se puede entregar el título definitivo a quienes no tienen servicios?
 
Nosotros en las zonas en que hemos producido nuevo suelo urbano, que son Andorra, Alakalufes II y Barrancas del Pipo, tenemos prevista la ejecución de la red de servicios y esto es importante aclararlo porque, por ejemplo, la zona de Alakalufes II se construyó la red de agua pero el inconveniente está en la producción de agua, que excede al municipio. Incluso en Andorra, que está previsto el tendido de obra para esta temporada; en ese caso, con la ley 766 se compraron todos los insumos para la colocación de los servicios y, a través del Fideicomiso Austral, se prevé la inversión para la colocación. Pero esto no significa que, una vez terminada la colocación de los servicios, la producción de servicios se termine generando. Pero la provincia cuenta con una herramienta excepcional, como es el fideicomiso, que permite visualizar este tipo de inversiones.
 
Por eso el anuncio de la presidenta a nosotros nos llena de expectativas. Igualmente hay que ser muy prudentes porque esta no es una decisión de corto plazo, no quiere decir que mañana va a estar resuelto. Hay que entender que la ejecución puede empezar inmediatamente, pero el momento en que una familia pueda entrar a su nuevo hogar es una cuestión de mediano plazo. En ese aspecto hay que tener la paciencia necesaria; hay que darle espacio al Gobierno Nacional para que pueda hacer esto de la manera adecuada.
 
La gente que está ocupando un terreno no tiene la posibilidad de sacar un crédito porque no tiene ni título ni permiso de uso ¿Se puede empezar a resolver la situación de la irregularidad?
 
Nosotros iniciamos el año pasado, a partir de la firma de un convenio con el CADIC, un programa de reconocimiento en cuanto a los espacios en los que se puede trabajar sin riesgo ambiental. Tengo entendido que, por lo menos, una primera parte de ese informe ya fue elaborado; estamos esperando para tener una reunión con el CADIC en los próximos días, como para ver cuáles son los resultados. Sabemos que hay sectores que son de riesgo; obviamente que a eso se le dará una evaluación distinta y, en este sentido, trabajando en conjunto con el Concejo Deliberante trataremos de ver cómo hacer para ponernos por encima de la demanda.