Vie. 22.11.2019
Información  |  26 de May. 2012

¿realidad o mito?

Pino Solanas: "existe una base en Tierra del Fuego"

El diputado nacional por Proyecto Sur volvió a reflotar la ya conocida, pero nunca comprobada, denuncia que en Tierra del Fuego funciona una base militar norteamericana.

En ocasión de participar en la provincia del Chaco de la “caravana por la soberanía”,  en rechazo de la instalación de una base operacional humanitaria en el aeropuerto de Resistencia que fue financiada por el departamento de Defensa de Estados Unidos, Fernando "Pino" Solanas sostuvo que “América está en un proceso de recuperación de la soberanía y defensa de sus recursos naturales. Es un continente riquísimo en recursos alimenticios, minerales, petróleo y agua, por eso nos están sembrando de bases como la ya existente en la triple frontera, hay bases de comunicación en la cordillera adentro de las corporaciones mineras, existe una base en Tierra del Fuego y además tenemos la mayor base de la OTAN en el hemisferio sur, que es Malvinas”.
 
Desde que el ex gobernador Carlos Manfredotti, firmara en el 2001 el decreto 1369, cediendo cinco hectáreas de tierra ubicadas en la zona del río Valdez, a 15 kilómetros de Tolhuin, para la edificación de una estación de vigilancia del sistema internacional de vigilancia para la prevención y prohibición de ensayos y explosiones nucleares se han venido tejiendo todo tipo de conjeturas sobre su existencia y funcionamiento (desde que funciona una base de vigilancia militar norteamericana, hasta que hay una instalación nuclear).
 
A pesar que nunca se pudo comprobar tales afirmaciones, en reiteradas oportunidades el tema vuelve a tomar estado público, como es el caso de las declaraciones del líder de Proyector Sur, sin aportar datos concretos sobre la verosimilitud de los dichos.
 
La manifestación, en la que participó Solanas, contó también con la presencia de la diputada Victoria Donda. Ambos se comprometieron a nacionalizar la protesta para que en Buenos Aires se escuche el rechazo a la “intromisión norteamericana”, informó el diario Norte.
 
Tanto ellos como los dirigentes locales de movimientos sociales y partidos de izquierda denuncian que “el centro de emergencias no es más que una pantalla que esconde una base norteamericana en suelo chaqueño”.
 
La protesta fue para exigir al gobierno del Chaco la anulación del convenio de ayuda que habría firmado, hecho que impediría presencia de personal de Estados Unidos en el futuro.
 
Para los manifestantes los “Estados Unidos no presta ayuda humanitaria, sino que directamente ellos saquean a sangre y fuego los recursos y el Chaco fue elegido porque su subsuelo contiene importantes reservas de agua potable”.