Muy nublado
8.5° Mie. 22.11.2017
Yo informo  |  30 de Oct. 2017

La demonización y el ninguneo

Por: Partido Social Patagónico
prensa Frente Ciudadano y Social
Foto prensa Frente Ciudadano y Social
… Sin prisa pero sin pausa, esos carcamales
organizan sus cruzadas contra el hombre libre
más o menos responsable de todos los males
porque piensan por su cuenta, sueñan y lo dicen.
Si no fueran tan temibles nos darían risa.
Si no fueran tan dañinos nos darían lástima.
Porque como los fantasmas, sin pausa y sin prisa, no son nada si les quitas la sábana…


“Los macarras de la Moral”, Joan Manuel Serrat

La Campaña Electoral previa al ajustado triunfo del Frente Ciudadano y Social del pasado 22 de octubre podría caracterizarse como insustancial en términos de discusión y debate político pero también como muy agresiva en relación a la cantidad de  acusaciones, reproches personales y apelativos utilizados desde el espacio “Tierra de Unión” liderado por la Gobernadora Bertone, para con quienes integramos ese Frente.

Pasando por la demonización hasta el ninguneo, nos quedó claro que el “couching” electoral del espacio que llevaba como candidat@s a la concejal Laura Colazo y al Ministro de Obras Públicas Luis Vazquez indicaba con claridad que debían destacarse el apego a  la “gestión” de  la gobernadora Bertone, la denostación del candidato Martín Pérez, el menoscabo de las gestiones e intendentes municipales y la demonización de la gestión del PSP. Las palabras repetidas fueron “desidia”, “abandono”, “traición”, “desinterés”, “falta de gestión”, “corrupción”, “falta de compromiso”, entre otros felices calificativos. Pareciera ser que el Frente oficialista como los funcionarios de turno creyeron que su función en esta campaña no era más que la de subtitular las intenciones de sus contrincantes para el electorado, de manera absolutamente desinteresada.

Decidieron que el enemigo fuera el Frente Ciudadano y Social, no Cambiemos. Pensaron que con eso alcanzaría, y así encararon la campaña.

Repitiendo hasta el hartazgo esas consignas terminaron cautivos/as de sus  propias palabras,  con  resultados electorales cuyo análisis fue el conocido: “nos perjudicó la polarización”.

Cada una de las organizaciones políticas que integramos el Frente, con la certeza de que a pesar de las diferencias habíamos decidido lo correcto, nos decidimos a no contestar. Entendíamos que si lo hacíamos participábamos de un juego que no nos interesaba. Y los/as candidatos/as recorrieron la provincia, barrio por barrio, organización por organización, vecino a vecina y escucharon. También explicaron qué proponíamos como espacio político y quiénes eran responsables de ponerle nombre y rostro a ese compromiso asumido por muchos/as.

A veces nos recibieron bien, a veces no tanto; pero la campaña transcurrió.

Analizar los resultados mirando solo la polarización nacional no permite reconocer el mérito del ganador. Además, demuestra la miseria de no estar dispuestos a leer sus errores en clave de auto-crítica, mucho menos reflexionar. Lo que otras veces han cuestionado brilló por su ausencia: ninguna autocrítica.

La fórmula Martín Pérez – Carolina Yutrovic, ganó. Y quienes votamos esa fórmula también votamos al Frente Ciudadano y Social: conjunto de mujeres y hombres que seguimos creyendo en las construcciones colectivas que, con virtudes y defectos, proponemos un camino -no un atajo- y un horizonte de esperanzas, no de resignación o reverencia, tampoco de miedo, ni de  silencio.