Nieve
-2.8° Jue. 17.08.2017
Yo informo  |  2 de Abr. 2017

Bº 300 Viviendas, Bº 11 de Noviembre y Margen Sur. El IPV un actor relevante, pero ignorado

Por: Anibal Lobasso
Sin duda alguna las redes sociales hoy en día muestran lo que sucede cotidianamente, pero a veces esa realidad está un poco distorsionada, ya sea por acción u omisión, o bien porque a veces nos hacemos eco de comentarios que no reflejan lo que realmente ocurre. Seguramente en esto hay cierta responsabilidad del Instituto, que por el afán y la preocupación por construir ciudad y dar respuesta a los vecinos de la provincia, estamos más ocupados en las obras, que en la foto de lo que hacemos.
 
Este párrafo introductorio viene a cuento por los comentarios que he leído en las redes, referidos a obras que se están realizando en nuestra ciudad y en Rio Grande.
 
Estoy convencido que siempre es bueno aclarar las cosas, para que todos sepan lo que sucede, particularmente los vecinos que son beneficiarios de estas obras.
 
En primer lugar es necesario puntualizar como surgen y en qué consisten las obras que se realizarán en el Barrio 300 Viviendas y Barrio 11 de Noviembre, en Ushuaia; y en la Margen Sur en Rio Grande. Estas obras corresponden a un programa que llega desde la Secretaría de Vivienda y Hábitat, que ejecuta y lleva adelante el Instituto Provincial de Vivienda (IPV). Estos proyectos están pensados de forma integral, ya que buscan asegurarle a la comunidad el acceso a infraestructura, servicios básicos y espacios públicos, deportivos y recreativos, y, a la vez, potenciar las posibilidades de desarrollo personal, promover la integración comunitaria y fomentar la sustentabilidad y la sostenibilidad de las intervenciones en el tiempo a través del Programa de Desarrollo Humano.
 
Estas gestiones fueron realizadas por el Presidente del Instituto Provincial de Vivienda,  Arq. Luis “Lolo” Cárdenas. Por otra parte, cada uno de estos proyectos fue pensado y desarrollado por el personal técnico del IPV, el cual asumió esta tarea con absoluto compromiso e idoneidad profesional.
 
En este marco, y cumpliendo con las premisas que fija este programa, fueron convocados los vecinos de cada barrio con la finalidad de ponerlos en conocimiento sobre la intervención que realizará en el Instituto en el lugar. Particularmente en las 300 Viviendas los vecinos fueron invitados los días 7, 8 y 9 de marzo. Lamentablemente, pese a los esfuerzos realizados, se acercaron alrededor de 50 vecinos solamente. Por eso me asombra el desconocimiento que se manifiesta en las redes por parte de los vecinos, o bien no quieren ver la realidad. Para aclarar definitivamente las dudas, la inversión que se realizará supera los 30 millones de pesos. Las obras tienen dos componentes, una intervención urbana y otra que apunta a fortalecer el desarrollo humano.
 
En cuanto a lo edilicio las obras consisten en: Colocación en todas las fachadas de chapas prepintadas, construcción y colocación de escaleras de incendio, colocación en cada departamento puertas balcón de pvc que comunicaran con l escalera, pintado de palieres, reparación de espacios comunes y espacios deportivos.
 
En lo que respecta a desarrollo humano, se pretende desarrollar diferentes talleres que tienden a fortalecer los vínculos vecinales y la participación comunitaria, el programa prevé también la regularización dominial de los departamentos, como así también talleres deportivos y culturales. Es necesario destacar nuevamente que todas estas tareas fueron pensadas y planificadas por el personal técnico del Instituto Provincial de Vivienda.
 
En el caso del Barrio 11 de noviembre la convocatoria fue realizada el 17 de marzo donde concurrieron más de 30 vecinos de las 56 familias que viven en ese lugar. En este caso las obras rondan el millón de pesos.
 
En este barrio, las obras tienen que ver con el tendido de redes de agua, gas, cloacas, pluviales y electricidad. En cuanto a desarrollo humano, además de los talleres participativos, se desarrollaran para los vecinos talleres de artes y oficios. Estas tareas se realizarán de manera conjunta con la Secretaria de Relaciones Institucionales y Comunitarias del Gobierno de la Provincia.
 
Los objetivos pueden sintetizarse de esta manera:
 Mostrar a los vecinos su participación en la transformación barrial.
 Reforzar su sentido de pertenencia y de cuidado de la obra a lo largo del tiempo
 Compartir con la comunidad historias que muestren la superación personal
 Dar a conocer las obras en las que se está invirtiendo el presupuesto asignado a hábitat
 Promover la participación ciudadana
 Fomentar el sentido de pertenencia al barrio
 Mejorar la convivencia
 Generar ciudadanía
 
Debemos tener en cuenta que más allá de los protagonismos, los destinatarios y beneficiarios son los vecinos. Por ultimo TODA OBRA FÍSICA DEBE TENER UN CONTENIDO Y UN RESULTADO SOCIAL.
 
ANIBAL ALBERTO LOBASSO
D.N.I: 12.535.403