Lluvia débil
3.4° Dom. 24.09.2017
Yo informo  |  25 de Feb. 2017

Carta abierta a Luis Augsburger

Por: Ricardo Foorgione Tibaudin
Estimado Luis

Desde que, banca de por medio, los dos éramos legisladores de la Honorable Legislatura Territorial, por diferentes partidos, hemos confrontado ideológicamente pero nos hemos mantenido mutuo respeto y creo que estima.

Hoy veo una carta abierta en a que le recriminás a Tito Stefani que forme parte, y seguramente sea candidato, del partido que gobierna la Nación. Yo también participo del Pro y por lo tanto tus dichos me tocan personalmente y me veo con derecho a contestarte.

El gobierno anterior dejó un desastre de proporciones bíblicas. Yo creo que si a los egipcios le daban a elegir entre gobernar la Argentina y las diez plagas de Egipto, con gusto se quedaban con estas últimas. Socavaron los cimientos de la Nación con la pérdida de soberanía energética, la destrucción del sistema vial, ferroviario, de salud, educativo, militar, seguridad, monetario y posibilitando la ineficiencia al sostener con subsidios crecientes a todos los servicios al punto de descapitalizarlos hasta que colapsaron. Empresas como Aerolíneas, que utiliza menos del 5% de la población de los cuales la mayoría pertenecen al 10% más rico se llevaba el equivalente a 14 hospitales o 140 escuelas por año. Para sostener todo, eso cuyo objeto no era otro que quedarse con un botín del que todos los días nos asombramos con nuevos capítulos, tiraban la limosna de Asignaciones Universales por Hijo y una serie creciente de subsidios a los que por su condición económica se les debía “aturdir” con algo más sustancial como celulares, computadoras, televisores en infinitas cuotas. Para financiar la fiesta terminaron cobrando $520 en impuestos a gente que hacía su compra de comida de $1000. Esta práctica no sólo destruyo las arcas públicas sino que minó la ética de generaciones que consideran que trabajar no es necesario porque el estado está allí para proveerles. Podría explayarme horas sobre el daño ocasionado por las políticas de lo últimos años pero lo que me impulsó a unirme al PRO y por extensión a Cambiemos, fue que cuando la situación es crucial uno debe jugarse por hacer algo incluso
aunque no coincida totalmente. Cualquier cosa era mejor que lo que había y si no hacíamos nada seguiríamos así. Lo más democrático que le escuché a Cristina fue “formen un partido y ganen las elecciones” y ahí nos subimos muchos. El trabajo era árduo y entendiendo algo de economía, creo que se ha hecho un trabajo formidable en poco tiempo. ¿Me gustan todas las medidas?: NO¿haría algunas cosas diferentes? SI, y estoy seguro que Tito Stefani está en la misma situación.
Cuando uno "hace", ocupa el lugar que sino podría ocupar un corrupto y está expuesto a críticas.

Si uno se queda en casa, está exento de juicios ajenos y públicos, pero en un país que cada vez estaba peor.

No tengo ningún problema en discutir las medidas criticadas, privada o públicamente, pero exceden las posibilidades de esta carta.

El último tema es que yo te recuerdo como un abogado laboralista que después lo fuiste del grupo de la Clínica San Jorge, Legislador y constituyente por el Socialismo Auténtico, más tarde candidato a vicegobernador de Colazo, Ministro de Gobierno de Colazo-Coccaro y candidato a diputado del PRO al que en tu carta identificás como discriminatorío, entreguista y corrupto.

Ninguna de todas estas situaciones las considero reprochables pero todas en una misma persona resultan contradictorias.

Intuyo por esta carta, que estás por lanzarte a alguna candidatura. Yo no, pero te agradecería que si pretendés debatir con mi candidato lo hagas con propuestas constructivas y alternativas y no con diatribas que se te pueden volver en contra.

Yo tampoco te envidio.

Atentamente.

Ricardo Forgione Tibaudin
DNI 13417882